huelga

Huelgas en Barcelona

Parece que vienen unos días convulsos en la Ciudad Condal. Estas fechas previas al verano son muy propias para hacer reivindicaciones, ya que Barcelona se llena de turistas y los empresarios saben que las pérdidas pueden ser cuantiosas si no atienden a las peticiones de sus trabajadores.

Por si no fuera ya suficientemente caótico el servicio de transporte público, los maquinistas de RENFE han anunciado paros del 18 al 22 de junio, lo que puede ser devastador en caso de alargarse a los días siguientes, con las festividades de Sant Joan como uno de los pistoletazos de salida para las vacaciones estivales. Mucha gente se desplaza esos días a sus segundas residencias o alojamientos contratados para pasar unos días en familia o con los amigos y desconectar de la dura vida rutinaria.

El sindicato de maquinistas Semaf ha anunciado estos paros como respuesta al incumplimiento de RENFE de los acuerdos que se habían alcanzado con anterioridad sobre el plan de empleo de la compañía. Parece que los trabajadores están ya muy cansados de que no se haga caso a sus peticiones y han decidido optar por esta medida de presión con el objetivo de que los de arriba se pongan las pilas y dejen ya de torear las peticiones de sus empleados.

Por si eso fuera poco, los días 18 y 19 de junio se celebra en Barcelona el multitudinario festival de música Sónar, al que acuden asistentes de Barcelona, Catalunya y parte del extranjero. El uso del servicio público suele alcanzar picos bastantes altos, ya que bastante se gastan en la entrada como para encima tener que volver a casa en taxi. A pesar de que se han confirmado una serie de servicios mínimos, todo parece indicar que van a ser unas jornadas complicadas, ya que el calor ya está comenzando a hacer estragos y eso que el verano aún no ha comenzado oficialmente, aunque sí de facto debido a las altas temperaturas que se han venido registrando los últimos días.

Pero el sector del transporte no es el único que se va a ver afectado por las huelgas en los próximos días. Los paros llegan a los museos. Trabajadores del Macba, del CCCB y de la Fundació Antonio Tàpies han anunciado que esos lugares se verán cerrados como motivo de protesta ante la precariedad y el sistema de subcontratación.

Estas reivindicaciones llegan por parte de la gente de Servicios Educativos Ciut’art, la empresa adjudicataria de los servicios de atención al público de estos museos. También se verán afectados la Fundació Miró, el Museu del Disseny, el Monestir de Pedralbes, el Museu de les Cultures del Món, el Museu Etnològic, el Arxiu Històric de Barcelona y el Museu de la Música. Los trabajadores de la empresa Ciut’art decidieron por unanimidad convocar jornadas de huelga los días 16 y 23 de junio y 2 de julio. Este es el anuncio que ha realizado la Sección Sindical de Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT), sindicato que representa al 85% de la plantilla, conscientes del importante papel que juega la cultura en el atractivo turístico de la ciudad.