juventud y deporte

Juventud y práctica deportiva: tándem necesario

A menudo se hacen campañas para potenciar el ejercicio físico entre personas mayores para fomentar así el movimiento y la circulación para que el corazón y otras partes del cuerpo funcionen correctamente.

Esto está muy bien y es bueno que así sea, pero no debemos olvidar que el ejercicio físico debe ser a lo largo de toda la vida y que es cuando se es joven que toma especial relevancia.

¿Por qué es importante mantenerse en forma?

  • Normalmente la gente joven está metida en muchos temas: suelen estudiar, trabajar, formar parte de entidades o grupos, salir con los amigos, etc. Suele ser un ritmo de vida muy intenso y eso implica que deben cuidarse más. A parte de una alimentación sana y equilibrada que debe contener una amplia variedad de nutrientes, el ejercicio físico será vital para mantener dichas constantes.
  • Regular los ciclos de sueño: también es en esa época de la vida cuando los ritmos de sueño se descompasan más. Una práctica deportiva regular ayudará al joven a dormir y descansar más o menos las mismas horas cada día.
  • Rendimiento más elevado: está demostrado que los jóvenes que llevan una vida más sana y practican deporte regularmente están más preparados para rendir mejor, tanto en los estudios como en el ámbito laboral.
  • La felicidad aumenta: la liberación de endorfinas que se genera al hacer ejercicio ayuda a regular también los estados de ánimo. Es más habitual que una persona que practica deporte esté más alegre que no una que no lo practique. ¡Y alerta que esto pasa en todas las edades!

Se deberá buscar el deporte que más encaje con la personalidad de cada persona. Normalmente hay dos grandes familias de deporte dentro de los ciclos formativos online: los que se practican en grupo y los que se practican de forma individual. Tanto unos como otros son igual de beneficiosos, pero no todos están pensados para el mismo tipo de gente.

Hay jóvenes que prefieren los retos personales y que estarán más cómodos en un deporte que se practique de forma individual, como el atletismo. En cambio hay otras personas que prefieren el juego en equipo, el poder compartir sentimientos y retos en grupo. Los ejemplos más conocidos son el futbol o el básquet. En este sentido también hay deportes en donde se practica de forma individual pero luego se tiene que hacer en parejas o pequeños grupos, como las artes marciales o el tenis. Son deportes que mantienen un alto grado de individualidad (porque los logros son individuales y no en equipo) pero en el cual el adversario o contrario forma parte de uno mismo para poder alcanzar los retos propuestos.

También se puede escoger deporte según el “riesgo” que se quiera correr. Hay jóvenes que para salir de la rutina necesitan hacer deportes extremos y diferentes a los demás. Suelen ser personas que tienen patines o skates, que en invierno aprovechan la mínima oportunidad para subir a la nieve o que en verano se animan a practicar surf o lo que se ponga por delante. ¡Sea como sea, lo importante es practicar deporte para mantener el cuerpo sano y óptimo!